¿Por qué invertir en acciones?

Indudablemente, la gráfica anterior (presentada en dos versiones, 1926-2010 y 1925-2009) es la visualización mas completa del universo de las inversiones financieras en el largo plazo. El par de gráficas anteriores sólo compara los dos más grandes bloques de este fascinante universo: acciones y títulos de deuda  Cierto, existen muchas categorías y subcategorías que no están incluidas (commodities, derivados, bienes raíces en directo, entre otros). Sin embargo, hay dos razones que hacen que este par de gigantescos mercados (acciones y títulos de deuda) sean muy representativos del universo total de inversiones financieras:

 

  • El volumen ($) manejado entre estas dos categorías representa alrededor del 75% del universo total de inversiones financieras.

 

  • El mayor rendimiento promedio anual comprobable, durante periodos largos (décadas acumuladas) incuestionablemente corresponde al logrado a través de la inversión diversificada en acciones.

 

La gráfica: Ibbotson® SBBI® (Stocks, Bonds, Bills and Inflation) muestra la evolución de $1 USD (hipotético) invertido del 31 de diciembre de 1926, al cierre de diciembre del 2010 (84 años), en 4 instrumentos bursátiles en el mercado de EE.UU:

 

  1. Small stocks: empresas de alto crecimiento.

  2. Large Stocks: empresas maduras, ya muy consolidadas.

  3. Long-term Govt. Bonds: bonos gubernamentales de largo plazo.

  4. Treasury Bills: títulos de deuda gubernamental de muy corto plazo (equivalentes a los CETES). 

 

Sin exageración, esta gráfica puede ser considerada una enciclopedia de inversiones en sí misma, por las contundentes conclusiones que se derivan de su análisis.

 

Aunque esta estadística Ibbotson® SBBI® se refiere a los Estados Unidos, donde la información histórica y estadística es amplia, confiable y por periodos muy largos, es aplicable en un 100% a cualquier país del mundo y en cualquier época (con variaciones de grado en los rendimientos, mas no en las conclusiones).

 

De manera muy clara y contundente, dicha gráfica ilustra la relación entre riesgo y rendimiento para dos categorías básicas de inversiones financieras:

 

  • Propietarios (accionistas de empresas); las dos líneas azules: Small stocks y Large Stocks.

 

  • Acreedores (tenedores de títulos de deuda gubernamentales); línea naranja y línea verde: Long-term Govt. Bonds y Treasury Bills.

 

Adicionalmente, la gráfica incluye la evolución de la inflación durante dicho periodo (sombreado gris), un referente adicional fundamental.

 

Al analizar la gráfica Ibbotson® SBBI® se puede arribar a cuatro conclusiones muy puntuales:

 

  • Por mucho, en cualquier largo plazo la categoría de inversión más rentable es la de propietario, es decir, la inversión en acciones. Como se puede observar en la gráfica, las dos líneas azules son las que consistentemente lograron mejor rendimiento en el largo plazo. Al comparar las modalidades mas rentables de cada categoría de inversión (propietarios y acreedores) los resultados son asombrosos. En 84 años, $1 USD invertido al inicio se convirtió en:

 

a) $93 en Long-term Govt. Bonds (una tasa promedio anual del 5.5%).

 

b) $16,055 en Small Stocks (una tasa promedio anual del 12.1%), 172 veces más que los Long-term Govt. Bonds.

 

c) Si se comparan las dos modalidades menos rentables de cada categoría entre sí, Large stocks y Treasury Bills, la diferencia es también abismal, 142 veces, $2,982 / $21.

 

  • La categoría mas rentable, la de propietario, es así mismo la que mayor volatilidad presenta, Large stocks y Small stocks. Es muy claro que bajo condiciones de crisis la inversión en acciones es la categoría que mas retrocede, temporalmente. La normalidad es el crecimiento, tal y como se puede observar en la gráfica. Desde una perspectiva de largo plazo, las crisis siempre han sido esporádicas y pasajeras. Una vez que las crisis son superadas, la categoría de acciones es la que mas avanza. En periodos largos, la categoría de inversión en acciones siempre ha crecido por encima del resto de categorías de inversión (crisis incluidas).

 

  • En periodos largos, la modalidad de empresas de alto crecimiento (Small stocks) supera sustancialmente a la modalidad de inversión en empresas maduras, ya consolidadas (Large stocks).

 

  • En promedio, dentro de la categoría de acreedor es mucho mas rentable la modalidad de Long-term Govt. Bonds que instrumentos de deuda gubernamental a corto plazo, los Treasury Bills. Naturalmente, este razonamiento es también extensivo a la categoría de deuda corporativa privada.

© 2020, Martin Marmolejo y Asociados, Asesor de Inversión Independiente, S.C.

Registro Público de Asesores en Inversiones de la CNBV: 30020-001-(13401)-18/12/2015

FIRMA FUNDADORA