La mejor manera de conservar el capital

es hacIÉNDOLO crecer